· 

Estambul, la cuidad entre dos continentes

Conocida como Bizancio, y después como Constantinopla, es la ciudad más poblada de Turquía y la única ciudad en el mundo que se encuentra construida entre dos continentes. Visitarla fue como ir a otro mundo, el idioma turco es completamente distinto al español y comunicarnos fue un reto. Te compartimos nuestras experiencias...

Con más de 15 millones de habitantes Estambul es la ciudad más grande de Turquía. Ningún visitante queda indiferente con los contrastes de una ciudad situada entre dos mares, el Mar de Mármara y el Mar Negro; entre dos continentes, Europa y Asia; y entre dos mundos, el tradicional y el moderno. A nosotros nos encantó estar aquí.

 

Imagínate, en 2014 que fue cuando la visitamos, según Trip Advisor fue la ciudad que encabezó el listado de Travelers Choice Destinations. En 2015 y 2016 Estambul se mantuvo en el top tres de esta lista.

 

Cuando desembarcamos en su puerto fue una experiencia muy peculiar. Pasamos por su aduana sin problemas, los agentes fueron muy amables. El idioma dejó de ser una barrera cuando nos pudimos comunicar a señas... jejeje

Caminar por sus calles fue como si estuviéramos en la película de Taken 2, pero la realidad es que Hollywood proyecta una imagen distinta a la que se vive estando ahí. Ya que hubo uno momento en el que nos sentimos perdidos por sus calles cuando caminamos desde el puerto, cerca del museo de Arte Moderno, hasta el parque Taksim Gezi. Pero la verdad, no es complicado trasladarte de un lugar a otro en esta ciudad, ya que esta muy bien señalizada. También debemos reconocer que Istanbul, como también se le conoce, es una ciudad muy limpia.

Algo poco común para los americanos es escuchar el Adhân, que es un cantico religioso que indica la hora del rezo. Primero comienza en una mezquita, luego en otra y así progresivamente, hasta que se oye en toda la ciudad.

 

Las mezquitas son el referente de Turquía, pero Santa Sofía o, como la llaman los turcos, Ayasofya, es el símbolo de Estambul. Es una mezquita impresionante que debes visitar, fue construida durante el mandato de Justiniano entre los años 532 y 537 (hace muchísimos años...) y es una de las obras maestras del arte bizantino. El precio por ingresar a este hermoso lugar es de 30 liras turcas (9 dlls) por persona, a nosotros se nos hizo un poco caro, quizá porque la comida es muy económica pero realmente vale la pena entrar.  


Una dato interesante es que Santa Sofia es la cuarta iglesia con un área cubierta más grande del mundo, después de San Pablo en Londres, San Pedro en Roma y el Duomo de Milán. En su interior son admirables sus mosaicos hechos a base de vidrios de colores o transparentes sobre hojas de oro, con las que se representaban antiguamente escenas bíblicas. Esta magnifica imagen cuyos créditos son de Artur Bogacki lo demuestra. Por desgracia nosotros no pudimos tomar fotografías debido a que nuestros celulares estaban descargados cuando la visitamos... :( 

Justo frente a la Mezquita de Santa Sofia se encuentra la Mezquita Azul, la mezquita más importante de Estambul. Tiene más de 400 años y por dentro es muy bonita. Entrar a ella es una experiencia como pocas. Aquí no debes perder la oportunidad de tomarte una buena foto, ir a Estambul y no tomarte una foto con uno de estos lugares es como si no hubieras ido.   

Una publicación compartida de vagandos (@vagandos) el

Hay que tener en cuenta que para entrar en las mezquitas hay que descalzarse a la entrada y las mujeres deben llevar los hombros catados y cubrirse la cabeza con un pañuelo que ellos mismos tienen a disposición de los turistas. Durante las horas de culto la mezquita está cerrada al turismo.

 

Lo raro es que las mujeres musulmanas que acuden a rezar a la mezquita no pueden acceder a la parte central de ésta, es exclusiva para los hombres. Ellas deben quedarse en pequeñas zonas habilitadas en la entrada.

¿Donde comer? Por ser una ciudad tan visitada, Estambul tiene una oferta gastronómica muy amplia. Aunque muchas guías y foros sugieren huir de Sultanahmet para comer o cenar, por ser la zona más turística, es la comida más cara. Los platillos a la carta para dos personas (dos platos y postre) cuestan cerca de 65 liras turcas (18 dlls). Si te sales de la zona turística de Sultanahmet y te bajas a la zona de Kadirga, podrás comer a unos precios locales, más o menos un 30 por ciento menos.

 

Nosotros recomendamos ir a la parte inferior del puente del Gálata, ya que está lleno de restaurantes de pescado y las vistas son magníficas, además los precios son buenos y suelen tener ofertas. Por ejemplo, la omnipresente cerveza turca Efes cuesta 9 liras (2.5 dlls) en su presentación de medio litro y nos dieron dos por el precio de una.

 

Por toda la ciudad encontrarás puestos ambulantes con tentaciones que te asaltarán a cada paso. No dejes de probar el elote amarillo, los clásicos mejillones con limón, el jugo de granada y el simit, una rosca de pan con semillas de sésamo que se suele rellenar con queso y que resulta un tentempié muy rico. Los precios son realmente económicos, entre 2 y 5 liras turcas (1.5 dlls).

Otro lugar que no debes dejar de visitar es el Gran Bazar, que es uno de los mercados más grandes y antiguos del mundo. Es uno de los mejores lugares en Estambul para hacer compras de artesanía, especias, joyas y ropa.

 

En este lugar se regatea muchísimo, por lo que si vas te recomendamos que intentes dar siempre una cifra baja. Si no te rebaten el precio es porque les estás ofreciendo muy poco.

 

Sus miles de puestos de colores son un paseo que te llevará todo el tiempo que quieras dedicar, cientos de vendedores te estarán esperando con ansia negociadora.

Otra actividad que debes hacer en Estambul es dar un paseo en barco por el Bósforo, que es el estrecho que conecta el Mar Negro con el Mar de Mármara separando Estambul en dos partes: la europea y la asiática. El precio con guía en español es de 80 LT (23 dlls) por persona e incluye el traslado desde el hotel o del puerto cuando viajas en crucero.

 

También debes ir a la Torre Galata, que era el antiguo faro de la ciudad y es una de las torres más antiguas del mundo. Las calles que la conectan son muy bonitas.

 

Además no debes dejar de visitar el palacio Topkapi, que es reflejo del máximo esplendor del Imperio Otomano. Donde residía el Sultán, su familia y su harem, un conjunto de entre 500 y 800 mujeres. La entrada al palacio incluyendo el harem cuesta 40 LT (12 dlls) por persona.


En fin, en esta ciudad hay tantos lugares que visitar que no terminaríamos de contar. Por ultimo y porque esta nota ya se extendió demasiado, debemos señalar que aunque en Estambul no se habla muy bien el inglés, se defienden bastante bien. Ademas los turcos son personas muy agradables y aunque no entiendan tu idioma intentarán entablar una conversación igualmente. Ojo, las palabras "amigo" y "meshicano" la conocen bien.

 

Este es el mapa la de ciudad:

¿Viajarías a Estambul?



Otra nota interesante:

Nuestras impresiones sobre Madrid