· 

Guanajuato en un fin de semana

¿Buscas una ciudad colonial para pasar un fin de semana sin igual? Te recomendamos que visites Guanajuato. Ciudad colonial de bellos edificios que contienen los elementos de las dos culturas que la crearon: la indígena y la hispana, que marcan el origen de nuestra nacionalidad. Aquí te mostramos una pequeña lista de lo que NO te debes perder si viajas a este bello destino...

Guanajuato es una antigua ciudad minera, con calles llenas de magia que te invitan a caminar y admirar su belleza de estilo neoclásico y barroco. Está en el centro norte de México. De acuerdo con cifras del año 2010 su población asciende a 72 mil 237 habitantes.

 

Primero debemos aclarar una cosa. Para describir cada uno de los atractivos que nos ofrece esta ciudad, este espacio nos será insuficiente. Estuvimos recorriendo Guanajuato por espacio de tres días y no terminamos de descubrir cada uno de sus rincones. 

 

Quizá lo primero que debes visitar después de hospedarte, es el Jardín Unión, también conocido como La Rebanada de Queso. Este es un parque triangular rodeado de bares, hoteles, museos y teatros en el corazón de esta ciudad minera. Aquí puedes sentarte tranquilamente para escuchar música y bailar danzón.

 

Enfrente se encuentra el magnífico Teatro Juárez, obra de la época profiriana decorada con estatuas de las ocho musas. Este teatro ha sido testigo de numerosos eventos artísticos y es uno de los edificios más significativos de la ciudad. No dejes de revisar la cartelera de los eventos que se llevan a cabo en su sala de espectáculos. Aunque si lo que buscas es una visita guiada, pagando 35 pesos (2 dlls) tendrás acceso a este recinto, donde encontrarás historiadores que te narrarán la historia de este edificio que fue construido sobre las ruinas de lo que alguna vez fue el primer convento de franciscanos descalzos. 

Guanajuato es una ciudad de museos, y los hay para todos los gustos: de arte, historia natural y hasta de leyendas y sobre la Inquisición. Te recomendamos visitar el Museo Iconográfico del Quijote, que muestra piezas alusivas a este personaje literario y a su fiel compañero Sancho Panza.

 

Otro lugar interesante es la ex Hacienda del Cochero, mejor conocido como el Museo de la Santa Inquisición. Pero como gustos hay muchos, aquí te dejamos una lista de museos para que no pierdas oportunidad.

 

La mayor referencia de Guanajuato son sus minas, por lo que no debes dejar pasar la oportunidad de visitar alguna. Hay varias como la Mina Experimental, la de El Nopal, y la Mina de Rayas que fué descubierta en 1558 y tiene casi 500 metros de profundidad. 

 

Nosotros recomendamos visitar la mina de La valenciana. Ya que se trata de una de las minas más famosas en México, rica en plata. 


Actualmente esta mina se mantiene en operación pero hay una pequeña parte abierta al público, donde al ponerte tu casco de seguridad podrás introducirte, y por una propina ex mineros que alguna vez trabajaron en ella te contarán su historia. El costo por el ingreso individual es de 25 pesos (1.5 dlls).

 

Es gracias a las ganancias de esta mina se construyeron muchas iglesias y mansiones en los alrededores. Basta con visitar la iglesia de San Cayetano, del siglo XVIII, que se encuentra cerca de la entrada a la mina, para conocer la exquisitez de la opulencia con los retablos de oro que la identifican.

Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, que estás forzado a visitar es el Callejón del Beso. Cuando pases a través de sus 68cm de ancho, observa hacia arriba y verás dos balcones casi pegados. Según los niños gritones, que narran por unas monedas la leyenda, ahí se desarrollo una historia de amor. Aquí tienes que tomarte una foto... son muy románticas.

Una publicación compartida por vagandos (@vagandos) el

Una excelente forma de conocer la ciudad y sus múltiples callejones coloniales, es recorriendola en una tradicional callejoneada. Son recorridos nocturnos guiados por grupos de estudiantinas con trajes tradicionales del siglo XVII, llamados tunas, que caminan por los callejones de Guanajuato, cantanado y narrando leyendas e historias.

En la mayoría de las Estudiantinas la duración aproximada del recorrido es de 1 a 2 horas, y los lugares que visitan durante el recorrido varían; algunas incluyen hasta una pequeña obra de teatro en la que escenifican la historia del Callejón del beso. Por tan solo 100 pesos (5.5 dlls) por persona, pasearás por la ciudad en un ambiente muy festivo.

 

Otro lugar que es obligatorio que conozcas es la Universidad de Guanajuato.  Uno de los edificios más hermosos y emblemáticos de la ciudad. Una foto en sus enormes escalinatas ya es un clásico para quienes la visitan.

 

Para tener una vista amplia de la ciudad, por 36 pesos (2 dlls) boleto redondo, puedes subirte al Funicular Panorámico desde el cual tendrás la oportunidad de observar todo el esplendor de Guanajuato. 


No sólo eso, también podrás utilizarlo como medio de transporte para llegar a uno de los mayores atractivos de la ciudad: el monumento a El Pípila. 

 

Como lo dijimos lineas arriba, este espacio no es suficiente para describir la belleza de la capital de Guanajuato. Pero antes de finalizar la nota no podemos dejar de mencionar al Festival Internacional Cervantino, que es el festival artístico-cultural más importante de México. Este se realiza durante el mes de octubre en distintas sedes. Hay interpretaciones musicales, artísticas y de danza, así como talleres, cursos, exposiciones e instalaciones de arte. Pero ese, será objeto de otra publicación.

 

Por lo pronto aquí te dejamos el mapa de la ciudad:

Es muy bonito Guanajuato ¿a poco no?



Otra nota interesante:

Tres bosques encantados de Jalisco