· 

VivaAerobus, lo que NO necesitas para viajar

VivaAerobus

Las malas experiencias en un viaje pueden ocurrir en el momento menos esperado, en esta ocasión te compartimos una que tuvimos este fin de semana. La intensión es evitar que a más personas les pase lo que a nosotros. Por eso te decimos porque VivaAerobus es lo que NO necesitas para viajar.


Con esta nota señalamos que nosotros solo perdimos un viaje de placer, pero hubo quien perdió citas medicas, entrevistas de trabajo, reservaciones de hotel, vuelos de conexión, etcétera. Aquí nuestra experiencia:

El pasado viernes nos disponíamos a viajar desde Guadalajara a la ciudad fronteriza de Tijuana. Nuestra intensión, era vivir la experiencia de una autentica fiesta de Halloween en la ciudad sureña de Temecula, en California, Estados Unidos. La invitación a la fiesta, nos la había hecho la familia Aceves unos meses atrás. Prometía ser una buena experiencia, por lo que nos organizamos con algunos amigos y decidimos comprar los boletos en Viva Aerobús. Por eso, contratamos un vuelo redondo, saldríamos el viernes la tarde y regresaríamos el domingo por la noche.

 

El viernes 27 de octubre, llegamos puntuales a documentar nuestro equipaje, tendríamos que abordar a las 16:55 horas, pero fue ahí, donde recibimos nuestra primer sorpresa: el vuelo VB 2726 de Viva Aerobús (nuestro vuelo) estaba retrasado 3 horas. Según los dependientes de la aerolínea, saldríamos sin contratiempos a las 20:30 horas. No nos quedo más remedio que esperar.

 

Fue después que nos dimos cuenta que según su Política de Cambios de Vuelo de esta empresa, Viva Aerobús podrá en cualquier tiempo y a su entera discreción, realizar cambios y/o modificaciones a los vuelos, pero no sin antes notificar a los pasajeros a través del correo electrónico que se incluya en la reservación, el cambio de horario y/o fecha de que se trate, a fin de que el pasajero tome las previsiones que considere necesarias. En nuestro caso esto jamás sucedió.

 

Un punto importante: Viva Aerobús NO tiene la atención de avisar si existe algún cambio de horario y/o fecha, el correo electrónico o el teléfono no son opción para esta empresa a pesar de que así lo establecen sus políticas.

A las 20:45 horas el avión estaba despegando del aeropuerto de Guadalajara, es decir, más de 3 horas después. A las 11:34 de la noche, ya estábamos sobrevolando la ciudad de Tijuana, después de dar varias vueltas en el aire y pedir permiso para aterrizar, el avión en el que íbamos se dispuso a enfilarse para tocar pista.

 

Justo cuando faltaban unos metros para que el tren de aterrizaje tocara el suelo, repentina y bruscamente el avión volvió a tomar altura y ante la sorpresa de todos los que ahí viajábamos, el piloto dijo que: Por neblina no era posible aterrizar en ese momento en Tijuana. Que tendríamos que aterrizar en un aeropuerto alterno, el de Hermosillo, Sonora. Eran las 12:47 de la madrugada cuando nuestro vuelo aterrizaba en el aeropuerto de la capital de Sonora.

 

Por lo anterior surgieron algunas dudas. Si la torre de control aéreo se encarga del control del rodaje, el despegue, la aproximación y el aterrizaje de los aviones, y ya había autorizado el aterrizaje al avión en el que viajábamos, ¿Porque el piloto dijo que estábamos próximos a aterrizar y no lo hizo?, ¿La torre de control autorizó un aterrizaje peligroso?


Toma en cuenta este punto: VivaAerobus encabeza la lista con más reclamos por cobros indebidos. En lo que va del año, se presentaron 84 quejas contra esta aerolínea. Lo mismo ocurre con las quejas por la pérdida o deterioro de algún objeto de valor para el pasajero, concepto para el cual en tan solo un año, se reclamó un monto de 4 millones 500 mil pesos a la aerolínea, de los cuales solo se recuperaron 2 millones 578 mil pesos.

En Hermosillo la pesadilla del vuelo no terminó. Al filo de las 3 de la mañana, anunciaban que los pasajeros del vuelo en el que viajábamos, debían formarse para abordar el avión. Por lo que después de intentar dormir un poco en la sala de espera de esta estación aérea, escuchamos con gusto que por fin llegaríamos a nuestro destino. Una vez formados, recibimos otra mala noticia noticia: No llegaríamos a Tijuana, regresaríamos a Guadalajara.

 

Según sus Términos y Condiciones, VivaAerobus podrá en cualquier tiempo suspender y/o cancelar sus vuelos sin necesidad de previo aviso a los pasajeros. Por lo que algunos de los viajantes prefirieron quedarse a su suerte en Sonora. Ante la inconformidad, el avión simplemente ignoró a los que reclamaban, y encendió los motores. Por cierto, el que terminó convenciendo a los pasajeros de reclamar un buen servicio en Guadalajara, fue un Oficial de la Policía Federal que se encontraba de guardia.

Otro punto importante: Viva Aerobús NO es una empresa honesta. Puedes ser llevado con engaños a otro destino y corres el riesgo de que te dejen varado. 

Cerca de las 8:50 de la mañana aterrizamos en nuevamente en Guadalajara. Rápidamente nos dirigimos a la fila donde las personas que inconformes con lo sucedido se formaban para ver que solución daba la aerolínea. Nosotros eramos los séptimos en esta fila.

 

Después de casi hora y cuarto, fue nuestro turno. Sin mediar explicación alguna, la encargada del mostrador nos dijo que las reasignaciones de vuelo a Tijuana seria después del lunes. Mencionó que VivaAerobus no está obligada a pagar compensación alguna ni a realizar ningún reembolso al pasajero, pero que nos podía dar un cupón por el costo de los boletos para nuestro próximo vuelo con ellos.

 

Un punto más a considerar: La promesa de compensación a los pasajeros en caso de demoras que hizo VivaAerobus sobre ofrecer un descuento de 8 por ciento en la compra de un próximo vuelo no es mencionada por la empresa.

No solo es VivaAerobús

Las quejas contra las aerolíneas en México aumentaron un 42.6 por ciento durante los primeros dos meses de 2017 en comparación con el mismo periodo del año anterior, luego de acumular 505 reclamos ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

 

El 30 por ciento de las quejas presentadas ante Profeco fueron por negativas al momento de entregar un producto o servicio. El 17 por ciento de las denuncias interpuestas fueron por negativas a cambios o devolución por parte de las aerolíneas.

 

Aeroméxico concentró el 35 por ciento del total, seguida por Interjet y VivaAerobús con 27 y 18 por ciento, respectivamente. El resto corresponde a Volaris y TAR Aerolíneas.

 

Durante 2016, Aeroméxico acumuló 837 quejas ante Profeco y VivaAerobús 628. La diferencia radica en que Aeroméxico es un gigante comparado con VivaAerobús, por lo que esta última tiene proporcionalmente más queja que la primera.

Por ultimo checa esto: El 18 de abril pasado el pleno de la Cámara de diputados aprobó por 422 votos a favor un proyecto de decreto, por el que se reforma la Ley de Aviación Civil, para precisar que las aerolíneas están obligadas a prestar un servicio de calidad y eficiente a los pasajeros, respetando y cumpliendo los derechos del pasajero. Aquí más detalles.

¿Haz tenido alguna mala experiencia con alguna aerolínea?



Nota relacionada:

A propósito de la nueva Ley de Aviación Civil