· 

Nuestra visita a la Santa Sede, el Vaticano

Situado en el corazón de Roma, El Vaticano es uno de los países más pequeños de toda Europa y el centro neurálgico de la Iglesia Católica. Estas son nuestras impresiones sobre la capital del mundo católico.


Como lo prometimos en la nota anterior El Vaticano merece una sola publicación. Empezamos por lo básico.

Oficialmente llamado como La Santa Sede o La Ciudad del Vaticano, este sitio es una de las visitas obligadas en Roma. Es el país más pequeño del mundo y uno de los seis micro países de Europa. En el viven cerca de 800 personas, el idioma oficial es el Latín y su moneda es el euro.

 

 

Particularmente los museos vaticanos, la capilla Sixtina y la basílica de San Pedro son tres lugares que hay que visitar una vez en la vida y por los que vale la pena pagar. Máxime si eres católico. Por eso les compartimos nuestros consejos y recomendaciones para visitar este lugar:

 

Nuestro primer consejo es que si dispones de varios días, mejor reparte la visita a la Ciudad del Vaticano en dos días: Uno dedícaselo a los museos vaticanos y a la Capilla Sixtina, y otro a la Basílica de San Pedro. De esta forma no es tan cansado y puedes disfrutar mucho más de ambos sitios.


 

Sin duda entrar a la Basílica de San Pedro es una de las experiencias inolvidables cuando visitas El Vaticano. Desde hace algunos años para entrar a la Basílica hay que pasar por detectores de metales y revisión de bolsos/carteras grandes. Esto causa muchas colas para ingresar. Aquí debes considerar dos cosas: 

 

La primera es no lleves nada que no se pueda pasar por un aeropuerto, a excepción de botellas de agua; 

La segunda es que debes ármarte de paciencia, pero no te desanimes por lo general no se espera mucho tiempo aunque sea larga la fila.

 

La Basílica de San Pedro es el edificio religioso más importante del mundo católico. En ella, el Papa celebra las liturgias más importantes. Entre las obras de arte que se pueden encontrar en su interior destacan el Baldaquino de Bernini, La Piedad de Miguel Ángel y la estatua de San Pedro en su trono.

 

Además de lo mencionado, el muro donde se encuentran labrados en piedra los nombres de todos los papas, es algo que nos llamó la atención. 

 

 

La entrada a la Basílica de San Pedro es gratuita. Lo único que se paga es la subida a la cúpula. Subir a la terraza superior cuesta 6 euros (7 dlls) si subes a pie 550 escalones, y 8 euros (9.5 dlls)  si subes un tramo en ascensor aunque no te salvas 320 escalones obligatorios. 

Otro lugar admirable es la Plaza de San Pedro, ya que es una de las plazas más bonitas y grandes del mundo. Sus dimensiones son espectaculares: 320 metros de longitud y 240 metros de anchura. En las liturgias y acontecimientos más destacados la Plaza de San Pedro ha llegado a albergar más de 300 mil personas. Tomarte la foto con la basílica a tus espaldas es algo imperdible, el lugar realmente impresiona.

Es en este lugar donde todos los domingos a las doce del medio día, el Papa da la Bendición a todos los presentes. La entrada es gratuita y hay muchas personas de todo el mundo presenciando el Angelus.

 

También es aquí donde cada miércoles a las diez y media de la mañana puedes asistir gratuitamente a la audiencia general con Papa Francisco. Es importante reservar con antelación, y presentarse unas dos horas antes. Haz click aquí para obtener mayor información sobre Cómo reservar y asistir a una audiencia general con el Papa Francisco.

Si alguna vez te preguntaste en qué lugar del mundo se encontraban todas aquellas maravillosas obras de arte que estudiaste cuando estabas en le escuela, la respuesta es fácil, posiblemente estén en los Museos Vaticanos.

 

Imagínate, estos museos tienen más de 6 millones de visitantes anuales. Aquí se encuentran miles de obras de arte recogidas por la Iglesia Católica durante más de 5 siglos.

 

Estas son algunas impresiones que tomamos dentro:


Por que hay mucho que ver en ellos te sugerimos explorarlos con tranquilidad, analizando una a una las innumerables salas repletas de tesoros. Recorrerlo todo dependerá de lo amante del arte que seas, pero el mínimo son unas tres horas. No puedes perderte El Laocoonte y sus hijos, Apoxiomeno, El Entierro de Cristo de Caravaggio y, por supuesto, la mismísima Capilla Sixtina de Migue Ángel. 

 

Lo más complicado es hacer la fila para entrar, el costo de entrada es de 16 euros (19 dlls) por persona. Por lo anterior es mejor comprarlo en internet y ahorrar mucho tiempo en la fila.

Considerada como la obra maestra de Miguel Ángel, la Capilla Sixtina es uno de los mayores tesoros del Vaticano, de Roma y del mundo.

 

Lo que llama la atención de la Capilla Sixtina no es su arquitectura, sino los frescos que recubren por completo las paredes y el techo. Algunos de los artistas más importantes que trabajaron en ella son Botticelli, Perugino, Luca o Miguel Ángel.

 

Un dato curioso es que todos los frescos del techo son obra de Miguel Ángel y tardó cuatro años en pintar la bóveda. Puesto que es un de los 13 lugares en el planeta dode esta prohibido tomar fotos en el interior de la capilla, te recomendamos ampliar la imagen para que no pierdas detalle, o, entra a este sitio para tener una vista en 360 grados del lugar.

 

Lo que más destaca en las imágenes del techo son las nueve historias del génesis que ocupan la parte central. La Creación de Adán es la imagen más conocida.

De ciudad del Vaticano...


Lo bueno

Es que existe información turística en todos los idiomas.

Lo malo

Es que las bendiciones papales tienen un costo.

Lo chido

Es su arquitectura, sus esculturas y sus pinturas. ¡Impresionan!



¿Y tu por qué viajas?


Más destinos interesantes:

 Destinos: Nosotros X el Mundo